El corazon

Capítulo 4

El corazón

El castillo

Si el camino siguiente de la evolución tiende hacia el Homo Sapiens Cor, sería conveniente conocer algo más del corazón, no desde el punto de vista de las enfermedades o de su patología   o de su anatomía, sino desde el punto de vista de lo que dice la ciencia actual; aunque no sea muy conocido y divulgado a nivel general.

Y la pregunta inicial es: ¿Dónde está TU Corazón?

Me gustaría que te fijes en este castillo, en todos sus detalles.

Imagínate por unos instantes que este castillo representa tu cuerpo en su totalidad.

Podemos imaginar que la parte exterior del castillo, pudiera ser la parte exterior de tu cuerpo. Las torres inferiores, tus brazos o tus piernas…

¿Qué podría representar la almena superior? Es posible que me digas que “la cabeza”.

¿Qué se hace desde la almena superior de los castillos? La respuesta es sencilla: Se vigila lo que ocurre en los alrededores. Se escucha, observa y se envía información al interior del castillo de lo que ocurre afuera. Sirve para comunicarse con otras almenas, con otros castillos situados en las proximidades, o bien con señales de humo, o con espejos, en caso de hallarse éste en la lejanía.

Cuando alguien viene al castillo, se observa para determinar si se trata de un amigo o enemigo y se dan las órdenes oportunas para abrir o cerrar las puertas y proteger el mismo.

Todo castillo tiene su señor, su dueño. Se puede pasear por todo el castillo, pero si lo tuvieras que ubicar en algún lugar concreto de forma permanente, es decir, donde resida de forma habitual, ¿cuál sería el lugar donde lo situarías?

Fíjate en la imagen y escribe o señala en la misma dónde colocarías al señor del castillo como su lugar habitual, donde se sienta cómodo.

Aproximadamente un 11% de las personas lo colocan en la almena superior.

¿Qué ventajas tiene el estar allí y no en otro lugar?

El 87% de las personas lo sitúan en el centro del castillo de forma natural, mientras que otras personas indican posiciones diferentes.

Vamos a repasar las funciones que realizamos desde nuestra cabeza como centauros en evolución. Son muy similares a las que cumple la almena superior del castillo: vemos, oímos, escuchamos, nos comunicamos con otros “castillos”, enviamos información  al resto de las instalaciones y también  comemos y saboreamos los alimentos.
¿Qué ventajas tiene la posición central respecto de la almena?

•    En el centro del castillo, el señor del mismo, está más protegido que en las murallas que rodean al castillo o que en la almena superior donde es más vulnerable. Cuando se ataca a un castillo, a un barco, la torre de vigilancia, la almena, es el primer punto a derribar para dejarlo incomunicado.

•    Desde el centro del castillo es más fácil comunicarse con  el resto de la estructura, transmitiendo órdenes, lo cual es fundamental para su buen gobierno. Desde la almena superior hay más distancia para enviar esa información a la torre inferior, por ejemplo, que desde el centro del castillo.

•    Desde la almena superior de los castillos se envía información de lo que sucede, de lo que se observa: no suelen ser órdenes; en la gran mayoría de las veces es información. Esta se procesa en otros lugares y a partir de aquí se envían las órdenes correspondientes.

También Le Puede Interesar

No hay Comentarios